NOS ESTAMOS OLVIDANDO DE LA IMPORTANCIA DE LA PREVENCIÓN

Según indica la Ley Orgánica 2/1986 en su Capítulo II, De las Funciones, Artículo once, apartado F, es función de los Cuerpos de Seguridad “Prevenir la comisión de actos delictivos”.

Vemos que esto es así en multitud de acontecimientos: manifestaciones, actividades deportivas, actos públicos….. donde la presencia de los Cuerpos de Seguridad es palpable como medio “preventivo” para evitar que se cometan delitos como agresiones, desorden público, atentados….. es decir, no están en dichos lugares por haberse cometido un delito, están para evitar que se cometa, y hasta aquí todo perfecto, es más creo que es importante, dado los tiempos en los que nos ha tocado vivir, que estén presentes ya que se evitaran situaciones donde parte de la sociedad pueda sufrir por culpa de algunos desalmados.

Pero parece que la PREVENCIÓN no hace acto de presencia en algunas situaciones como son los casos de Violencia de Género, y digo esto dado lo ocurrido la semana pasada, donde mujeres que habían denunciado su situación no recibieron la atención necesaria con la lamentable consecuencia de su asesinato o la de sus hijos e hijas.

Despues de esta semana negra el Ministerio de Interior está trabajando para mejorar los protocolos de valoración policial del nivel de riesgo para mejorar la valoración de las víctimas de violencia de género. Esto esta muy bien, es avanzar, todo lo que sea evitar hechos como los ocurridos es avanzar en la lucha contra la violencia de género.

Pero para mejorar estos protocolos de valoración nuestra asociación iría un paso más lejos. Todas las valoraciones de riesgo se realizan desde la partida de Riesgo Cero, y dicho riesgo va ascendiendo o se mantiene según la información que manifiesta la denunciante o las investigaciones que realicen los Cuerpos de Seguridad. Pero como somos seres humanos y no somos perfectos, el error humano siempre puede estar presente, tanto en las manifestaciones que puede realizar la denunciante, dado que su estado emocional no suele ser el apropiado a la hora de interponer la denuncia y puede olvidar u omitir datos muy importantes a la hora de realizar la valoración, o por los Cuerpos de Seguridad, por falta de formación, dado que en muchas ocasiones recogen la denuncia personal no formado en violencia de género debido al déficit de medios y personal con los que cuentan las unidades destinadas a ello, o por no comprender perfectamente lo que la mujer esta intentando transmitir.

Si realmente no queremos que se vuelvan a repetir los asesinatos de mujeres y de sus hijos e hijas tenemos que dar un paso más y esto sería posible si en lugar de partir de la Valoración de Riesgo Cero partiéramos de la Valoración Riesgo Extremo, y a partir de esa valoración ir bajando el riesgo según la información obtenida. Esto evitaría que muchas mujeres que denuncian fuesen asesinadas. Pero claro, esto tendría unos altos costes en medios y personal, pero es lo que vemos indispensable realizar ya que evitaríamos muchos asesinatos y sería una VERDADERA PREVENCIÓN.

“a la hora de realizar una Valoración de Riesgo de una mujer víctima de violencia de género, si en lugar de partir de Riesgo Cero partimos de Riesgo Extremo evitaríamos muchos asesinatos”

Además, todas las personas que trabajamos de primera mano con las mujeres víctimas de violencia de género sabemos perfectamente que para saber al 100%  cuando un maltratador puede pasar de la agresión al asesinato solo existe una manera fehaciente de comprobarlo, que es por medio de una Valoración Forense Integral, cosa que actualmente poco se hace, como podéis ver en esta noticia.“Las valoraciones de riesgo de las víctimas de violencia de género funcionan a medio gas” (El País 1/10/18). Esta herramienta tendría que ser de uso obligatorio por los Juzgados de Violencia de Género, al igual que dar una formación real a los jueces y juezas, y si queremos dar un paso más, antes de dar la formación tendríamos que sensibilizar a todos los estamentos judiciales, ya que por mucha formación técnica que se tenga, (curso de 16 horas por internet), primero tienen que comprender que es la violencia de género, cosa que a día de hoy muchas de sus señorías no entienden como se puede ver en el caso del magistrado Francisco Javier Martínez Derqui.

Y por último, pero no menos importante, si queremos PREVENIR que la situación actual se replique en un futuro, la única manera de conseguirlo es por medio de la EDUCACIÓN, y para ello tenemos que empezar ya, destinando los recursos necesarios para que nuestras futuras generaciones se vean libres de la Violencia de Género y pueda vivir en una sociedad con plena igualdad.