Seguimos con la venda puesta

Lamentablemente es así, y seguirá siendo así hasta que decidamos salir de nuestra zona de confort e involucrarnos verdaderamente en la solución del problema para poder erradicar de una vez la violencia de género.

Recuerdo una frase que me dijo Don Rogelio Donadío, Viceministro de Seguridad Nacional de Panamá cuando tuvimos la ocasión de reunirnos con él en el viaje que realizamos a ese país para reunirnos con la ONU y otras instituciones:

“A los políticos les encanta la existencia de los problemas, los estudian, analizan y cuando encuentran la solución trabajan sobre algunas de las incógnitas que lo solucionarían, pero no en todas, (no son tontos) crean unas nuevas que les interesa sobre las que dedican los mayores  esfuerzos, y de esta manera pueden decir que trabajan y destinan multitud de recursos y dotaciones económicas en la solución del problema, pero la realidad es que el problema seguirá existiendo ya que realmente no se trabaja sobre el problema”

frase groucho marx

Esta reflexión me costó creérmela, pero la verdad es que cada día que pasa estoy más de acuerdo con ella,  y más cuando esta semana escuchaba al Ministro Zoido ( @zoidoJl ) en el Debate de los PGE decir que los cuerpos de seguridad no pueden actuar si las víctimas de violencia de género no denuncian, para luego pasar a hablar de prevención. (No es que nos crean borregos, es que nos tratan como tales)

Sinceramente me parece lamentable, nauseabundo, indigno, y mil cosas más que me callo, pero encima nos venden la moto que aumentan hasta los 200 millones los 80 que en un principio había destinados al famoso Pacto de Estado, el cual creo que sigue guardado en un cajón, dicho sea de paso.

Como el gobierno sabía que está sería una exigencia de los partidos que necesita para aprobar los PGE lo único que ha hecho es una simple táctica de negociación. Ellos sabían de sobra que tenían que poner los 200 millones de euros encima de la mesa, pero lo han utilizado para hacer creer a los demás que ceden y para hacernos creer a la sociedad que están comprometidos y quieren luchar en la eliminación de la violencia de género.

Hace poco sacamos un post en este mismo blog donde hablábamos del coste económico y social que se está destinando, sin querer verlo, a la atención de las víctimas de violencia de género (Los números cantan) Y yo me pregunto ¿Alguien ha pensado realmente cuanto puede influir en la solución de esta lacra los 200 millones de euros anuales? Si este dinero tiene que llegar a las comunidades autónomas, a los ayuntamientos y a las diputaciones, ¿A cuanto toca cada institución? Por supuesto, ahora se apuntaran todas a pedir su parte, aunque antes, como ocurre en el ayuntamiento de Badajoz, el importe destinado a la violencia de género sea ridículo o más bien se acerca a CERO EUROS.

Como también pasa en la Junta de Extremadura, que reducen las ayudas con las excusa de llegar a más mujeres, (Noticia en el Periodico Extremadura ) La verdad es que algo tenían que hacer ya que las condiciones que había hasta hace dos días impedía a la mayoría de las mujeres pedir la ayuda, pero, desde luego, no deja de ser una chapuza más para decir que se hace cuando no se hace.

Lo siento pero NO ME CREO NADA, antes confiaba en las instituciones pero ellas mismas, día tras día, se están encargando de borrar  la poca confianza que me queda, y una cosa tengo muy, pero que muy clara, me niego a seguir dejando que me tomen por tonto. Desde este mismo momento, cada vez que tenga la oportunidad de disponer de las pruebas necesarias, llamaré por su nombre a quien corresponda, ya vale de permanecer callados esperando que quienes nos dirigen entren en razón por miedo a no recibir ayudas. Como decía mi abuelo, “Cada palo que aguante su vela”.

Anuncios